En estos tiempos oscuros donde estamos habituados a que Internet sea usada para la difusión de lo malo, lo feo y lo injusto, era absolutamente necesario que el público de Iberoamérica pudiera conocer la obra de uno de los más inspirados escritores de nuestro tiempo: Antonio Medrano, un auténtico heraldo de lo Verdadero, lo Bueno, lo Bello y lo Justo.

Teniendo en cuenta esta imperiosa necesidad, algunos lectores de las obras de Antonio Medrano hemos creado este espacio para difundir al público iberoamericano y europeo la magnífica bibliografía de este autor contemporáneo, que constituye un verdadero un manantial de agua fresca para todos aquellos aspirantes que deseen acceder a la Tradición espiritual más pura.

 



¿Qué se necesita para ser un buen líder?, ¿cuándo se puede decir que nos encontramos ante un liderazgo bien ejercido o ante un individuo que responde al modelo del líder nato, del dirigente perfecto?

Podríamos resumir la cuestión diciendo que el buen líder es el que se esfuerza por serlo. Es decir, aquella persona que se pone como meta alcanzar el ideal dirigente, que se fija como objetivo el hacer realidad en su propia vida tal ideal y que hace del mismo el contenido de su proyecto vital. ¿Cómo he de comportarme para poder llegar a ser un dirigente como Dios manda? He aquí la pregunta que debe formularse cualquier persona con vocación de líder.

El mero hecho de plantearse una pregunta semejante es ya un buen indicio: indica que nos encontramos ante alguien con madera de líder, pues tras esa pregunta está la voluntad de ponerse en camino para conquistar la maestría en el arte de dirigir. Leer todo el artículo...