El mensaje interior de la Navidad

Tras haber analizado ampliamente diversos aspectos simbólicos de la festividad navideña o solsticial, con su sentido sagrado, cósmico y religioso, como hemos hecho en artículos anteriores, hay que decir que el mensaje más importante y profundo de la Navidad, con su significado y simbolismo estrechamente ligados a la idea de nacencia o natividad, es, con todo y por encima de todo, el nacimiento de Dios dentro del alma. En este nacer de la Divinidad en nuestra propia intimidad radica su doctrina interior, mística, mistérica o iniciática, cargada de una riqueza y una hondura insospechadas.

Este nacimiento interno, “el Nacimiento” por excelencia, die Geburt en el lenguaje de Meister Eckhart, es el gran misterio que se oculta en la Noche bendita del Solsticio de Invierno y al cual se nos llama en la atmósfera sagrada de la Nochebuena. Se trata de la doctrina del New Birth, el Wiedergeburt (“regeneración”, “renacimiento”) o Neugeburt (“neo-nacencia”, “nuevo nacimiento”), ampliamente desarrollada por numerosas corrientes místicas cristianas. Este nacimiento interno, este renacimiento a una nueva vida, vida sagrada y divina, con lo que supone de proceso de divinización o deificación, debiera ser el núcleo de la vivencia navideña.

Descargar el artículo completo

No se admiten más comentarios