La acción como resorte de la vida feliz

Nada tan importante como saber manejar la enmarañada red activa- formada por pensamientos, palabras y actos- de que hablábamos en el capítulo anterior, saberse mover con soltura en ella y con ella.

Encontrar un sentido a esa compleja constelación de hechos o actividades que forman la vida diaria de los hombres y la sustancia misma de la cultura, descubrir el camino que conduce a la perfecta realización de todos ellos, dándoles al mismo tiempo orden y unidad, constituye un objetivo nada despreciable; pues significa, en definitiva, encauzar la vida hacia la perfección y la plenitud. Puesto que la vida es acción, dar sentido a la acción significa dar sentido a la vida.

Leer artículo completo

No se admiten más comentarios